embarazos.org.

embarazos.org.

Riesgos del embarazo en mujeres mayores de 35 años

Riesgos del embarazo en mujeres mayores de 35 años

Introducción

El embarazo es un momento emocionante en la vida de una mujer, pero también puede ser un período lleno de incertidumbres y riesgos, especialmente si la mujer tiene más de 35 años. A medida que las mujeres envejecen, su fertilidad disminuye y se producen cambios en su cuerpo que aumentan el riesgo de complicaciones en el embarazo. En este artículo, analizaremos los riesgos del embarazo en mujeres mayores de 35 años y cómo pueden reducirlos.

¿Por qué el embarazo en mujeres mayores de 35 años es de alto riesgo?

Las mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo debido a varios factores, como los siguientes:

Problemas de fertilidad:

A medida que envejecen, las mujeres tienen menos fertilidad debido a la disminución de la calidad y cantidad de los óvulos. Esto puede hacer que sea más difícil concebir y aumentar el riesgo de aborto espontáneo.

Complicaciones médicas:

Las mujeres mayores de 35 años tienen una mayor probabilidad de tener ciertas afecciones médicas, como hipertensión arterial, diabetes y enfermedad tiroidea. Estas condiciones pueden aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo.

Embarazo ectópico:

Las mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de tener un embarazo ectópico, en el cual el óvulo se implanta fuera del útero.

Parto prematuro:

Las mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de dar a luz antes de las 37 semanas de gestación. El parto prematuro aumenta el riesgo de complicaciones médicas tanto para la madre como para el bebé.

Defectos congénitos:

El riesgo de defectos congénitos aumenta a medida que la mujer envejece. Los defectos congénitos pueden afectar la salud y el desarrollo del bebé.

Los riesgos específicos para la madre

Además de los riesgos generales de las mujeres mayores de 35 años, hay complicaciones que afectan específicamente a la madre:

Preeclampsia:

La preeclampsia es una complicación que se produce durante el embarazo y puede ser mortal para la madre y el bebé. Afecta a alrededor del 5% de los embarazos cada año en todo el mundo. Las mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de desarrollar preeclampsia.

Parto prematuro:

Como se mencionó anteriormente, el parto prematuro es común en mujeres mayores de 35 años. Esto puede aumentar el riesgo de hemorragia posparto y otros problemas de salud para la madre.

Diabetes gestacional:

La diabetes gestacional es una forma de diabetes que se desarrolla durante el embarazo y puede aumentar el riesgo de parto prematuro, hipertensión arterial y otros problemas de salud para la madre. Las mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Los riesgos específicos para el bebé

Además de los riesgos generales, hay complicaciones que afectan específicamente al bebé cuando la madre tiene más de 35 años:

Defectos congénitos:

Como se mencionó anteriormente, el riesgo de defectos congénitos aumenta con la edad de la madre. Estos defectos pueden afectar la salud y el desarrollo del bebé.

Síndrome de Down:

El riesgo de que un bebé nazca con síndrome de Down aumenta significativamente a medida que la mujer envejece. A los 20 años, la probabilidad es de aproximadamente 1 en 1,500. A los 35 años, es de aproximadamente 1 en 350.

Bajo peso al nacer:

Los bebés de mujeres mayores de 35 años son más propensos a nacer con bajo peso al nacer, lo que puede aumentar el riesgo de complicaciones médicas.

Parto prematuro:

Como se mencionó anteriormente, los bebés nacidos de mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de nacer prematuramente, lo que puede aumentar el riesgo de complicaciones médicas.

Qué hacer para reducir los riesgos

Aunque la edad de la mujer es un factor de riesgo importante, hay cosas que las mujeres mayores de 35 años pueden hacer para reducir el riesgo de complicaciones durante el embarazo:

Busca atención médica temprana:

Es importante programar una cita con un obstetra lo antes posible cuando se descubre el embarazo. Los médicos pueden ayudar a monitorear los riesgos y detectar posibles complicaciones.

Mantener una dieta saludable:

Comer una dieta saludable y balanceada es importante para cualquier embarazada, pero especialmente para mujeres mayores de 35 años. Las mujeres deben asegurarse de consumir suficientes nutrientes y vitaminas para apoyar la salud del bebé.

Hacer ejercicio regularmente:

El ejercicio regular puede ayudar a mantener un peso saludable y reducir el riesgo de complicaciones médicas durante el embarazo. Las mujeres deben hablar con su médico acerca de qué tipo de ejercicio es seguro durante el embarazo.

Controlar las afecciones médicas:

Si las mujeres tienen afecciones médicas, como diabetes o hipertensión, deben trabajar con su médico para controlarlas durante el embarazo. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de complicaciones tanto para la madre como para el bebé.

No fumar ni beber alcohol:

El consumo de tabaco y alcohol durante el embarazo puede ser peligroso tanto para la madre como para el bebé. Las mujeres mayores de 35 años deben abstenerse de fumar y beber durante todo el embarazo.

Conclusión

El embarazo en mujeres mayores de 35 años es de alto riesgo, pero hay cosas que se pueden hacer para reducir estos riesgos. Las mujeres mayores de 35 años deben buscar atención médica temprana, mantener una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, controlar sus afecciones médicas y evitar el tabaco y el alcohol durante el embarazo. Al tomar medidas preventivas, las mujeres mayores de 35 años pueden tener un embarazo más saludable y un bebé más saludable.