embarazos.org.

embarazos.org.

¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?

¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?

Introducción

El embarazo es una etapa crucial en la vida de las mujeres, donde el cuerpo experimenta numerosos cambios y adaptaciones para prepararse para el parto. Entre estos cambios, las contracciones uterinas son una de las señales más importantes de que el parto se acerca. Sin embargo, no todas las contracciones son iguales. En este artículo te explicaremos en detalle qué son las contracciones de Braxton Hicks y cómo reconocerlas.

Las contracciones de Braxton Hicks son contracciones uterinas que ocurren de manera irregular y no producen cambios en el cuello uterino. Reciben su nombre en honor al obstetra inglés John Braxton Hicks, quien las describió por primera vez en 1872. Estas contracciones suelen aparecer desde el segundo trimestre del embarazo y su intensidad y frecuencia van aumentando a medida que el parto se acerca.

¿Por qué ocurren las contracciones de Braxton Hicks?

Aunque no se sabe con certeza por qué se producen las contracciones de Braxton Hicks, se cree que pueden tener varias explicaciones. Una de ellas es que son una forma en la que el útero se ejercita para el parto, fortaleciendo los músculos y preparándolos para las contracciones reales. Otra explicación es que las contracciones de Braxton Hicks ayudan a regular el flujo de sangre y oxígeno al feto.

¿Cómo se diferencian las contracciones de Braxton Hicks del parto real?

Es muy importante que las mujeres sepan reconocer las contracciones de Braxton Hicks para no confundirlas con el parto real. Aunque pueden ser incómodas, no deben ser dolorosas ni regulares. Además, las contracciones de Braxton Hicks suelen desaparecer o disminuir de intensidad al cambiar de posición o relajarse. En cambio, las contracciones del parto se vuelven cada vez más fuertes y regulares, y no desaparecen al descansar.

¿Cómo aliviar las contracciones de Braxton Hicks?

Aunque no se pueden evitar las contracciones de Braxton Hicks, sí se pueden aliviar algunos de sus síntomas. Algunas cosas que pueden ayudar son:

  • Cambiar de posición.
  • Descansar y relajarse.
  • Tomar baños tibios.
  • Hacer ejercicios de respiración y relajación.
  • Beber bastante agua.

Conclusión

Las contracciones de Braxton Hicks son una parte normal del embarazo y suelen ser benignas. Sin embargo, es importante conocer sus síntomas y diferenciarlas del parto real para no preocuparse innecesariamente. Si tienes dudas o sientes que algo no va bien, siempre es recomendable consultar con tu médico o matrona.