embarazos.org.

embarazos.org.

Parto en posición de nalgas: complicaciones y opciones de parto

Parto en posición de nalgas: complicaciones y opciones de parto

¿Qué es el parto en posición de nalgas?

Cuando hablamos de parto en posición de nalgas nos referimos a que el bebé está ubicado en el vientre de la madre con los glúteos y/o los pies hacia abajo, en lugar de estar con la cabeza hacia abajo como sería lo normal. Esta posición, también conocida como presentación podálica, se presenta en aproximadamente el 3-5% de los casos de embarazo y puede causar ciertas complicaciones en el momento del parto.

Complicaciones asociadas con el parto en posición de nalgas

Dificultad para el alumbramiento

Uno de los riesgos más relacionados con el parto en posición de nalgas es la dificultad para el alumbramiento. En este tipo de parto, el bebé sale primero de nalgas o pies, lo cual puede hacer que la cabeza del bebé quede atrapada en el canal de parto y esto puede provocar falta de oxígeno y posibles lesiones cerebrales en el bebé. Además, esta posición también puede causar presión excesiva en el cordón umbilical, lo que puede aumentar el riesgo de complicaciones para el bebé.

Riesgo de lesiones en el periné

El parto en posición de nalgas también puede aumentar el riesgo de lesiones en el periné de la madre, que es la zona que se encuentra entre la vagina y el ano. Durante el parto, la posición del bebé puede hacer que se requiera una episiotomía para evitar daños en el periné. Además, en algunos casos, puede ser necesario un parto instrumental para asistir el nacimiento del bebé, lo que puede aumentar aún más el riesgo de lesiones perineales.

Más doloroso para la madre

El parto en posición de nalgas puede ser más doloroso para la madre ya que el bebé presenta una mayor resistencia al entrar al canal del parto. Además, la madre puede requerir un mayor esfuerzo para empujar al bebé hacia fuera debido a la posición del bebé.

Opciones de parto en posición de nalgas

Parto vaginal en posición de nalgas

Una de las opciones para el parto en posición de nalgas es el parto vaginal. Aunque puede haber más riesgos involucrados en este tipo de parto, muchos médicos creen que puede ser seguro y efectivo en ciertas situaciones. Antes de tomar cualquier decisión, es importante hablar con el obstetra o ginecólogo y discutir los riesgos y beneficios de este tipo de parto en su caso específico.

Parto natural

Una alternativa para el parto en posición de nalgas es un parto natural, que puede ayudar a la madre a reducir el dolor y el estrés del parto. En este tipo de parto, la madre utiliza técnicas de respiración y relajación para reducir el dolor y promover la dilatación cervical. Es importante hablar con el médico sobre la viabilidad de este tipo de parto en su caso específico.

Parto por cesárea

En algunos casos, un parto por cesárea puede ser la mejor opción para el parto en posición de nalgas. Esto puede ser debido al riesgo de lesiones tanto para la madre como para el bebé, o simplemente porque el obstetra o ginecólogo cree que es la opción más segura. Si este es el caso, es importante hablar con el médico sobre qué esperar durante y después del procedimiento y cómo prepararse adecuadamente.

Conclusión

El parto en posición de nalgas pueden presentar ciertas complicaciones, pero hay varias opciones disponibles para asegurar un parto seguro y saludable. Es importante hablar con el obstetra o ginecólogo sobre las opciones disponibles para su caso específico y tomar la mejor decisión para la madre y el bebé.