embarazos.org.

embarazos.org.

Los cambios en la alimentación que favorecen la fertilidad

Los cambios en la alimentación que favorecen la fertilidad

Es común que las parejas que intentan concebir por un período prolongado de tiempo se pregunten si hay algo que puedan hacer para aumentar sus posibilidades de conseguir un embarazo. Mientras que hay muchos factores que pueden afectar a la fertilidad, como la edad, la genética y los problemas médicos, la dieta también puede jugar un papel importante. De hecho, hay ciertos cambios en la alimentación que pueden hacer que tu cuerpo esté más preparado para concebir un bebé. En este artículo, vamos a explorar los cambios en la alimentación que favorecen la fertilidad.

Come alimentos ricos en ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina importante tanto para la salud general como para la fertilidad. Se ha demostrado que las mujeres que consumen suficiente ácido fólico antes y durante el embarazo tienen un menor riesgo de complicaciones, como defectos del tubo neural, y que los hombres que consumen suficiente ácido fólico pueden tener un mejor recuento de espermatozoides. Los alimentos que son ricos en ácido fólico incluyen las verduras de hojas verdes, los frijoles y las legumbres, los cítricos, los cereales fortificados y los suplementos vitamínicos prenatales.

No te saltes las comidas

Mantener una dieta equilibrada y consistente puede ayudar a mejorar la fertilidad. Saltar comidas o pasar largos períodos de tiempo sin comer puede interferir en la ovulación y los niveles de hormonas reproductivas. Además, si tu cuerpo está bajo en calorías, puede reducir la cantidad de energía que dedica a funciones no esenciales, como la reproducción. Trata de comer tres comidas regulares al día y asegúrate de incluir suficientes grasas saludables, proteínas magras, carbohidratos complejos y verduras en cada comida.

Opta por carbohidratos complejos

Los carbohidratos simples, como los que se encuentran en los productos de panadería y bollería, refrescos y dulces, pueden causar picos de azúcar en la sangre y una producción elevada de insulina. Esto a su vez puede afectar la ovulación y la calidad del esperma. En su lugar, opta por carbohidratos complejos, como los que se encuentran en los granos enteros, las frutas y verduras y las legumbres. Los carbohidratos complejos son más lentos para digerir y no causan picos de azúcar en la sangre, lo que ayuda a mantener los niveles de insulina bajo control.

Incluye grasas saludables en tu dieta

Las grasas saludables, como las que se encuentran en el aguacate, los nueces, las semillas y el aceite de oliva, son importantes para una función hormonal adecuada. También pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que puede ser beneficioso para la salud reproductiva. Sin embargo, es importante no exagerar con las grasas, ya que comer en exceso puede conducir a un aumento de peso, lo que a su vez puede afectar la fertilidad.

Asegúrate de tener suficiente hierro

El hierro es importante para una ovulación adecuada y la salud del esperma. Si tus niveles de hierro son bajos, puede ser difícil para tu cuerpo producir suficiente hemoglobina, lo que transporta el oxígeno a las células del cuerpo. En su lugar, incluye alimentos ricos en hierro en tu dieta, como carnes magras, espinacas, frijoles, garbanzos, lentejas y cereales fortificados.

Limita el consumo de cafeína

El consumo excesivo de cafeína puede ser perjudicial para la fertilidad tanto en hombres como en mujeres. Las investigaciones han demostrado que el consumo de más de 300 mg de cafeína al día (aproximadamente dos tazas de café) puede reducir la fertilidad. En lugar de beber grandes cantidades de café, prueba con té verde o hierbas sin cafeína, como la manzanilla y la menta.

Conclusión

Si estás tratando de concebir un bebé, hay ciertos cambios en la alimentación que puedes hacer para aumentar tus posibilidades de éxito. Come alimentos ricos en ácido fólico, no te saltes las comidas, opta por carbohidratos complejos, incluye grasas saludables en tu dieta, asegúrate de tener suficiente hierro y limita el consumo de cafeína. Recuerda que la dieta es sólo uno de los muchos factores que pueden afectar la fertilidad, pero hacer cambios positivos en tu dieta puede ser una forma fácil y efectiva de aumentar tus posibilidades de concebir.