embarazos.org.

embarazos.org.

La presentación podálica: riesgos y cuidados en el parto

La presentación podálica: riesgos y cuidados en el parto

Introducción

El parto es uno de los momentos más importantes y emocionantes en la vida de una mujer. Sin embargo, puede ser un momento de mucha ansiedad y estrés, especialmente si hay complicaciones. Una de esas complicaciones es la presentación podálica, que puede ser un riesgo para la salud de la madre y el bebé. En este artículo detallaremos los riesgos y cuidados necesarios en el parto con presentación podálica.

¿Qué es la presentación podálica?

La presentación podálica es cuando el bebé se encuentra en posición de nalgas o de pies en el canal del parto en lugar de estar en la posición de cabeza (cefálica). En la mayoría de los casos, el bebé se gira durante el embarazo para la posición correcta. Sin embargo, en algunos casos, el bebé sigue en esta posición al momento del parto.

Riesgos para la madre

La presentación podálica puede aumentar los riesgos para la madre durante el parto. En primer lugar, el parto puede ser más lento y difícil, lo que puede aumentar el tiempo de trabajo de parto y la posibilidad de que la madre necesite una cesárea. Además, el bebé puede ejercer más presión en el canal del parto, lo que puede provocar desgarros y otros daños.

Riesgos para el bebé

La presentación podálica también puede aumentar los riesgos para el bebé durante el parto. Los bebés que nacen en posición de nalgas tienen más probabilidades de tener una deformidad en la cabeza, problemas respiratorios y riesgo de lesiones durante el parto. Además, el bebé puede tardar más en salir y puede ser necesario utilizar fórceps o una ventosa para ayudar en el parto.

Cuidados en el parto con presentación podálica

Si se diagnostica una presentación podálica en el parto, es importante tomar medidas para minimizar los riesgos para la madre y el bebé. Es posible que se necesite una cesárea si la posición del bebé no cambia durante el trabajo de parto. Sin embargo, en algunos casos, se puede intentar girar al bebé para que esté en la posición correcta.

Maniobra de Lovset

La maniobra de Lovset es una técnica que se utiliza para girar al bebé dentro del útero, de manera que esté en la posición correcta para el parto. Esta maniobra se realiza manualmente por un médico o una comadrona capacitada y puede ser una alternativa a la cesárea en algunos casos.

Parto vaginal con presentación podálica

En algunos casos, es posible que se permita un parto vaginal con presentación podálica. Sin embargo, es importante que el parto se realice en un hospital equipado para tratar posibles complicaciones. Durante el parto, se pueden utilizar técnicas como la episiotomía para ayudar en el paso del bebé por el canal del parto. También se puede utilizar un monitor fetal para vigilar el bienestar del bebé.

Conclusión

La presentación podálica es una complicación potencial durante el parto que puede aumentar los riesgos para la madre y el bebé. Es importante tomar medidas para minimizar esos riesgos, incluyendo seguir las recomendaciones del médico o comadrona. En algunos casos, se puede girar al bebé para que esté en la posición correcta, pero es posible que se necesite una cesárea si no es posible que el bebé cambie de posición. Si se planea un parto vaginal con presentación podálica, es importante que sea en un hospital equipado para tratar complicaciones. Al estar informados y preparados, los futuros padres pueden reducir la ansiedad y el estrés asociados con la presentación podálica durante el parto.