embarazos.org.

embarazos.org.

Embarazo y cáncer: ¿Qué debes saber?

Embarazo y cáncer: ¿Qué debes saber?

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios, tanto físicos como hormonales. Estos cambios pueden afectar la salud de la madre y, en algunos casos, aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. En este artículo, hablaremos sobre el vínculo entre el embarazo y el cáncer y qué debes saber si estás embarazada.

¿Puede el embarazo aumentar el riesgo de cáncer?

En general, el embarazo no aumenta el riesgo de cáncer en la mujer. Pero puede haber algunas excepciones. Por ejemplo, las mujeres que tienen una historia familiar de cáncer de mama o de ovario tienen un mayor riesgo de desarrollar estos tipos de cáncer durante el embarazo.

Además, algunas mujeres tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer cervical durante el embarazo. Esto se debe a que los cambios hormonales pueden provocar que las células del cuello del útero se multipliquen más rápidamente, lo que aumenta el riesgo de cáncer.

Cáncer de mama y embarazo

El cáncer de mama es el tipo más común de cáncer en las mujeres embarazadas. Las mujeres que desarrollan cáncer de mama durante el embarazo suelen tener un peor pronóstico que aquellas que lo desarrollan fuera del embarazo. Esto se debe a que el cáncer de mama en mujeres embarazadas suele ser más agresivo.

Si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama, es posible que te recomienden hacerte una mamografía antes de quedar embarazada o durante el embarazo. Sin embargo, las mamografías durante el embarazo no son seguras para el bebé en desarrollo, por lo que se recomienda hacerlas solo en casos muy especiales.

Si se diagnostica cáncer de mama durante el embarazo, el tratamiento dependerá del tamaño y la ubicación del tumor, así como del trimestre del embarazo en el que se encuentre la mujer. En algunos casos, el tratamiento puede posponerse hasta después del parto. En otros casos, puede ser necesario comenzar el tratamiento de inmediato.

Cáncer cervical y embarazo

El cáncer cervical es otro tipo de cáncer que puede ser afectado por el embarazo. Durante el embarazo, los cambios hormonales pueden provocar que las células del cuello del útero se multipliquen más rápidamente. Esto puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer cervical.

Es importante que todas las mujeres embarazadas se hagan una prueba de Papanicolaou durante el primer trimestre del embarazo. Si se diagnostica cáncer cervical durante el embarazo, el tratamiento dependerá del tamaño y la ubicación del tumor, así como del trimestre del embarazo en el que se encuentre la mujer.

En algunos casos, se puede retrasar el tratamiento hasta después del parto. En otros casos, puede ser necesario comenzar el tratamiento de inmediato. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía, radioterapia y quimioterapia. Es importante hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de cada opción de tratamiento.

Cáncer de ovario y embarazo

El cáncer de ovario es poco común en las mujeres embarazadas. Sin embargo, si una mujer embarazada desarrolla cáncer de ovario, puede ser difícil de diagnosticar debido a los cambios hormonales y físicos del embarazo.

Si se diagnostica el cáncer de ovario durante el embarazo, el tratamiento dependerá del tamaño y la ubicación del tumor, así como del trimestre del embarazo en el que se encuentre la mujer. En algunos casos, se puede retrasar el tratamiento hasta después del parto.

En otros casos, puede ser necesario comenzar el tratamiento de inmediato. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía, radioterapia y quimioterapia. Es importante hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de cada opción de tratamiento.

Conclusión

Si estás embarazada y tienes antecedentes familiares de cáncer, es importante que hables con tu médico sobre tus riesgos específicos. También es importante que te realices las pruebas de Papanicolaou y que te hagas una mamografía si tu médico lo recomienda.

Si se diagnostica cáncer durante el embarazo, el tratamiento dependerá del tipo y la ubicación del tumor, así como del trimestre del embarazo en el que se encuentre la mujer. Es importante hablar con su médico sobre las opciones de tratamiento y los riesgos y beneficios de cada opción.

En general, el embarazo no aumenta el riesgo de cáncer en la mujer. Pero puede haber excepciones. Si estás preocupada por tu riesgo de cáncer durante el embarazo, habla con tu médico. Él o ella es la mejor persona para aconsejarte sobre tus riesgos específicos y las formas de reducirlos.