embarazos.org.

embarazos.org.

Consejos para prevenir la plagiocefalia en el recién nacido

Introducción

La plagiocefalia es una deformidad craneal en la que la cabeza de un bebé se aplana de forma unilateral o en la parte posterior debido a la presión sostenida en un área específica. Esta es una preocupación común para los nuevos padres, ya que uno de los principales factores que pueden contribuir a la plagiocefalia es la postura del bebé. Afortunadamente, existen varias medidas preventivas que pueden ayudar a evitar la plagiocefalia y asegurar que el bebé tenga un cráneo sano.

Técnicas de prevención en los primeros días

Posiciones de sueño

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los bebés se coloquen boca arriba para dormir, tanto durante las siestas como durante la noche. Esta postura ayuda a prevenir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) y la plagiocefalia posicional. Es importante asegurarse de que el bebé no duerma enérgicamente durante períodos prolongados en la misma posición, ya que esto puede desencadenar la plagiocefalia. Por eso, es recomendable girar al bebé la cabeza de vez en cuando para evitar la presión constante en la misma zona de la cabeza.

Pañales

Es conveniente evitar atar los pañales demasiado apretados. Esto evita la franja roja que algunos pañales dejan en los muslos de los recién nacidos y también evita que el pañal ejerza demasiada presión en las caderas y las extremidades del bebé. De lo contrario, esto puede discriminar músculos y ligamentos que contribuyen con el correcto crecimiento del bebé, incluso puede contribuir con la aparición del neuroma o deformidad en la columna.

Prevención de la plagiocefalia pasadas las primeras semanas

Posiciones de juego

Es importante que los padres alienten al bebé a cambiar de posición al jugar. Los bebés siempre tratan de mirar hacia la misma dirección para poder descubrir el mundo que los rodea. Los padres pueden ayudarlos colocando sus juguetes a ambos lados del bebé para que gire su cabeza en ambas direcciones. O también alentar al bebé a gatear, lo que ayudará a fortalecer su musculatura y será beneficioso para ejercitar el cuello.

El uso adecuado de los asientos para bebés

La AAP recomienda que los padres eviten el uso prolongado de los asientos para bebés. Estos deben usarse solo para el transporte, y no como asientos permanentes. Lo ideal es que el bebé pase la mayor parte del tiempo en la cama o en un área plana y libre de obstáculos donde pueda estirarse. También es importante asegurarse de que el asiento esté bien posicionado, ajustado adecuadamente y no esté demasiado inclinado. Esto evitará que el bebé experimente una presión excesiva en la cabeza.

¿Cuándo debería un bebé ser examinado por un especialista?

Si un bebé ha sido afectado por la plagiocefalia y los padres han tomado medidas para prevenirla, pero la cabeza del bebé sigue creciendo de manera anormal, es recomendable que acudan a un especialista en problemas de la cabeza para una evaluación más exhaustiva. En algunos casos, la plagiocefalia puede ser tratada a través de la terapia física o de otro tipo.

Conclusión

La plagiocefalia es una preocupación común para los padres, pero se puede prevenir. Es importante que los padres sigan los consejos recomendados por la AAP para prevenir la plagiocefalia. También es importante vigilar el crecimiento de la cabeza del bebé para detectar cualquier posible problema. Si un bebé experimenta plagiocefalia, es recomendable que los padres consulten a un especialista en problemas de la cabeza para un tratamiento adecuado.