embarazos.org.

embarazos.org.

¿Cómo diferenciar las contracciones falsas de las verdaderas?

¿Cómo diferenciar las contracciones falsas de las verdaderas?

El embarazo es una de las experiencias más hermosas que puede experimentar una mujer. Sin embargo, también puede ser muy estresante e incluso doloroso. En particular, las contracciones son una parte natural del proceso de embarazo y pueden causar ansiedad y preocupación en las mujeres embarazadas.

¿Qué son las contracciones?

Las contracciones pueden describirse como una sensación de tiempo, tensión o presión en el abdomen, que puede ser dolorosa o no. A medida que se acerca la fecha de parto, las mujeres experimentarán más contracciones.

Es importante señalar que las contracciones pueden dividirse en dos tipos diferentes: falsas y verdaderas.

¿Cómo diferenciar las contracciones falsas y verdaderas?

Contracciones falsas

Las contracciones falsas, también conocidas como contracciones de Braxton Hicks, son contracciones leves e irregulares que a menudo se describen como una tensión o tirón en el abdomen. A menudo se sienten en la parte superior del útero. No causan dolor ni malestar y no se intensifican con el tiempo.

Estas contracciones pueden ocurrir en cualquier momento durante el embarazo, aunque tienden a ser más comunes después de las 20 semanas de gestación. También pueden ocurrir después del ejercicio o la actividad física.

Las contracciones falsas pueden ayudar a preparar el cuerpo de la mujer para el parto al ayudar a dilatar el cuello uterino. Sin embargo, no son una señal de que el parto esté cerca y no hay necesidad de tomar medidas específicas si se experimentan.

Contracciones verdaderas

Las contracciones verdaderas, también conocidas como contracciones de parto, son más fuertes, regulares y dolorosas que las contracciones falsas. A menudo se describen como una fuerte tensión en la parte inferior del abdomen y se sienten en la parte inferior del útero.

Las contracciones verdaderas ocurren a medida que el cuerpo de la mujer se prepara para el parto. Comienzan como una sensación de tensión en el abdomen que se intensifica con el tiempo. Con el tiempo, las contracciones de parto pueden volverse bastante dolorosas y pueden durar entre 30 y 70 segundos.

En general, las contracciones verdaderas ocurren en un patrón constante. A medida que se acerca el parto, las contracciones se vuelven más regulares y frecuentes. Si las contracciones son regulares, dolorosas y ocurren a intervalos de cinco minutos o menos, es posible que sea el momento de ir al hospital o contactar a su médico.

¿Qué hacer si tienes contracciones verdaderas?

Si tienes contracciones verdaderas, primero debes tomar nota del tiempo entre las contracciones. Si están a cinco minutos o menos de distancia y son regulares, debes ir al hospital o contactar a tu médico para obtener más instrucciones.

Prepárate para el parto llevando contigo una bolsa de hospital con artículos esenciales como ropa cómoda, productos de higiene personal y una cámara para capturar esos hermosos primeros momentos con tu bebe.

Conclusión

Las contracciones son un aspecto normal del embarazo y pueden causar ansiedad y preocupación en las mujeres embarazadas. Es importante diferenciar entre contracciones falsas y verdaderas para poder tomar las medidas necesarias cuando llegue el momento del parto. Recordar llevar una bolsa de hospital preparada puede ayudar a reducir el estrés en ese momento emocionante.