embarazos.org.

embarazos.org.

Riesgos de la preeclampsia en el embarazo

Riesgos de la preeclampsia en el embarazo

Introducción

El embarazo es un momento emocionante y lleno de cambios para la mujer. Sin embargo, también puede ser un período de preocupaciones y posibles complicaciones. Uno de los riesgos más comunes que enfrentan las mujeres embarazadas es la preeclampsia. En este artículo, discutiremos en detalle los riesgos de la preeclampsia en el embarazo.

¿Qué es la preeclampsia?

La preeclampsia es un trastorno grave que ocurre durante el embarazo. Se caracteriza por una alta presión arterial y otros signos de daño orgánico, por lo general, después de la semana 20 del embarazo. Puede afectar varios sistemas del cuerpo, incluyendo hígado, riñones, cerebro, corazón y sistema sanguíneo. La preeclampsia es una de las principales causas de mortalidad materna en todo el mundo.

Síntomas de la preeclampsia

Es importante estar alerta a los signos y síntomas de la preeclampsia en el embarazo. Algunos de los síntomas pueden incluir:
  • Presión arterial alta: la presión arterial elevada es uno de los primeros signos de preeclampsia. La presión arterial sistólica (el primer número en una lectura de la presión arterial) generalmente es mayor a 140mm Hg y la presión diastólica (el segundo número en una lectura de la presión arterial) generalmente es mayor a 90mm Hg.
  • Proteína en la orina: este es otro signo importante de preeclampsia. En las mujeres con preeclampsia, los niveles de proteína en la orina son anormalmente altos.
  • Inflamación: a menudo, la preeclampsia se acompaña de hinchazón en las manos, pies y cara.
  • Dolor de cabeza: las mujeres con preeclampsia a menudo experimentan dolores de cabeza graves y persistentes.
  • Problemas visuales: la preeclampsia puede causar problemas visuales, incluyendo visión borrosa, manchas en la vista y sensibilidad a la luz.
  • Náuseas y vómitos: la preeclampsia puede causar náuseas y vómitos, especialmente en el tercer trimestre del embarazo.
  • Dificultad para respirar: algunas mujeres con preeclampsia pueden tener dificultades para respirar debido a la acumulación de líquido en los pulmones.

Factores de riesgo de la preeclampsia

Aunque la preeclampsia puede ocurrir en cualquier mujer embarazada, algunas mujeres tienen un mayor riesgo que otras. Los factores de riesgo para la preeclampsia incluyen:
  • Edad: las mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de desarrollar preeclampsia.
  • Historial familiar: las mujeres cuyas madres o hermanas han tenido preeclampsia tienen un mayor riesgo de desarrollarla.
  • Embarazo múltiple: las mujeres embarazadas con gemelos o más tienen un mayor riesgo de desarrollar preeclampsia.
  • Obesidad: las mujeres con un índice de masa corporal (IMC) alto tienen un mayor riesgo de desarrollar preeclampsia.
  • Diabetes: las mujeres con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar preeclampsia.
  • Embarazo previo con preeclampsia: las mujeres que han tenido preeclampsia en un embarazo anterior tienen un mayor riesgo de desarrollarla en embarazos posteriores.

Complicaciones de la preeclampsia

La preeclampsia puede ser una complicación grave del embarazo y puede tener efectos a largo plazo en la salud de la madre y del bebé. Algunas de las complicaciones de la preeclampsia incluyen:
  • Eclampsia: la preeclampsia puede evolucionar a eclampsia, una complicación que puede causar convulsiones y daño cerebral.
  • Daño orgánico: la preeclampsia puede dañar varios órganos, incluyendo el hígado, los riñones, el cerebro y el corazón.
  • Parto prematuro: en casos graves de preeclampsia, el parto prematuro puede ser necesario para proteger la salud de la madre y del bebé.
  • Bajo peso al nacer: los bebés de mujeres con preeclampsia a menudo tienen un peso al nacer más bajo que los bebés de mujeres que no tienen preeclampsia.
  • Retraso en el crecimiento fetal: los bebés de mujeres con preeclampsia a menudo tienen un crecimiento fetal retrasado en comparación con los bebés de mujeres que no tienen preeclampsia.
  • Muerte fetal: en casos graves de preeclampsia, puede ocurrir la muerte fetal, lo que es uno de los mayores riesgos de la preeclampsia.

Prevención y tratamiento de la preeclampsia

Si bien no existe una forma comprobada de prevenir la preeclampsia, hay algunas cosas que las mujeres pueden hacer para minimizar su riesgo:
  • Hacerse un control regular con el médico durante el embarazo.
  • Llevar una dieta saludable y equilibrada.
  • Mantener un estilo de vida activo y hacer ejercicio moderado con regularidad.
El tratamiento de la preeclampsia depende del grado y la gravedad de la afección. En algunos casos, el tratamiento puede incluir cesárea, medicamentos para reducir la presión arterial o medicamentos para prevenir convulsiones. En casos graves, la hospitalización puede ser necesaria para controlar los síntomas de la preeclampsia.

Conclusión

La preeclampsia es una complicación grave del embarazo que puede tener efectos a largo plazo en la salud de la madre y del bebé. Es importante estar alerta a los signos y síntomas de la preeclampsia y tomar medidas preventivas para reducir el riesgo de contraerla. Si tienes síntomas de preeclampsia, debes hablar con tu médico de inmediato para recibir tratamiento adecuado y evitar complicaciones graves.