embarazos.org.

embarazos.org.

¿Qué hacer si mi bebé rechaza la leche materna?

¿Qué hacer si mi bebé rechaza la leche materna?

¿Qué hacer si mi bebé rechaza la leche materna?

La lactancia materna es una de las formas naturales más importantes para alimentar a un bebé. La leche materna contiene todos los nutrientes que el bebé necesita y es fácilmente digerible. Sin embargo, en algunos casos, los bebés pueden rechazar la leche materna. Si eres madre y tu bebé está rechazando la leche materna, no te preocupes, aquí te explicaremos las posibles causas y qué hacer al respecto.

Causas por las que un bebé rechaza la leche materna:

1. Problemas físicos: Algunos bebés pueden tener problemas físicos, como problemas dentales o problemas en la garganta, que dificultan la succión.

2. Irritabilidad: A veces, los bebés pueden estar irritables y rechazar la lactancia materna. Esto puede estar relacionado con la dentición, el crecimiento o la aparición de alguna enfermedad.

3. Cambios de comportamiento: Los bebés son seres muy dependientes de sus madres, cualquier cambio en su ambiente pueden afectar su comportamiento y el apetito.

Qué hacer si mi bebé rechaza la leche materna:

1. Habla con tu pediatra: Si tu bebé rechaza la lactancia materna, debes hablar con el pediatra para asegurarte de que no hay problemas médicos. También te puede dar consejos nutricionales y de lactancia.

2. Amamantar a menudo: Ofrece el pecho a menudo y de manera regular, de esta manera tendrás más oportunidades para que el bebé coma. La frecuencia entre tomas debe ser de mínimo cada tres horas.

3. Cambia de posición: A veces un cambio de postura del bebé puede ser lo necesario para que se sienta más cómodo. En lugar de sentarse frente a él, prueba amamantarlo en una posición diferente.

4. Usa un extractor de leche: Si tu bebé no quiere amamantar, puedes usar un extractor de leche para mantener la producción de leche y proporcionársela al bebé con un biberón.

5. Ofrece fórmula láctea: Si ninguna de las opciones anteriores ha funcionado, se puede ofrecer fórmula láctea al bebé siguiendo las instrucciones su pediatra. Es importante utilizar una fórmula adecuada para su edad y no optar por opciones que no se adapten a sus necesidades nutricionales.

6. Mantén la calma: A veces, la frustración puede surgir al ver a nuestro bebé rechazando la leche materna, pero es importante mantener la calma y disfrutar del momento de alimentación del bebé.

Es fundamental recordar que cada bebé es diferente y tiene necesidades diferentes y divertirse al amamantar a nuestro bebé puede ser el factor diferenciador. La paciencia y el amor son las herramientas principales para superar cualquier situación. Si tu bebé rechaza la leche materna, estas recomendaciones pueden ser de ayuda, siempre recuerda que la comunicación con tu pediatra es esencial para garantizar la salud y el bienestar del bebé.