embarazos.org.

embarazos.org.

¿Cuándo deberías hablar con tu médico sobre las contracciones?

¿Cuándo deberías hablar con tu médico sobre las contracciones?

Introducción

Si estás embarazada, probablemente hayas oído hablar sobre las contracciones. Las contracciones son la señal de que el cuerpo está trabajando para dar a luz al bebé. Aunque son frecuentes, es importante saber cuándo es el momento adecuado para hablar con tu médico sobre las contracciones. En este artículo, discutimos los diferentes tipos de contracciones y cuándo es necesario hablar con tu médico.

Contracciones de Braxton Hicks

Las contracciones de Braxton Hicks son también conocidas como contracciones falsas. Estas contracciones pueden comenzar a aparecer a partir de la semana 20 del embarazo. A menudo se sienten como un endurecimiento de la parte inferior del abdomen y es común que se confundan con contracciones reales.

Las contracciones de Braxton Hicks no son peligrosas para la madre ni para el bebé. Sin embargo, si tus contracciones de Braxton Hicks son incómodas, consulta con tu médico para descartar cualquier problema.

Contracciones de parto

Las contracciones de parto son la señal de que el cuerpo está preparado para dar a luz al bebé. A menudo se sienten como un dolor intenso y rítmico en la parte baja del abdomen y en la espalda. Las contracciones de parto son más fuertes, más largas y más regulares que las contracciones de Braxton Hicks.

Es importante estar atenta al ritmo y a la intensidad de las contracciones. Cuando las contracciones se vuelven más frecuentes, es posible que estés en trabajo de parto.

Cuándo hablar con tu médico

Debes hablar con tu médico si tienes cualquier inquietud o si experimentas alguno de los siguientes síntomas:

  • Contracciones fuertes e intensas que ocurren con más frecuencia
  • Dolor intenso y persistente en la espalda y en la parte baja del abdomen
  • Manchas de sangre o un aumento repentino en la cantidad de flujo vaginal
  • Una disminución en el movimiento del bebé

Si experimentas cualquiera de estos síntomas, debes llamar a tu médico de inmediato.

Prevención de contracciones tempranas

Es importante tener un seguimiento prenatal regular y hacer todo lo posible para prevenir las contracciones prematuras. Esto incluye:

  • Evitar las actividades extenuantes y mantener una dieta saludable
  • Descansar lo suficiente y evitar el estrés físico y emocional
  • No fumar, tomar drogas o beber alcohol
  • Hablar con tu médico sobre cualquier preocupación o problema de salud

Conclusión

Las contracciones son una parte normal del proceso de parto, pero es importante saber cuándo es necesario hablar con su médico. Si tienes dudas o síntomas preocupantes, llame a tu médico para obtener asesoramiento. Con el seguimiento adecuado y la atención prenatal, tendrás más posibilidades de tener un parto saludable y sin complicaciones.